SMSIDeclaracionDeLaSociedadCivil

De April MediaWiki

Declaración de la Sociedad Civil en respuesta al proyecto de Declaración de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información


Presentada al sub-comité 2 el 22 de setiembre


Nosotros, representantes procedentes de la sociedad civil, expresamos nuestra más honda preocupación como consecuencia de la lectura de la Declaración publicada el 19 de septiembre 2003.

La sociedad de la información descrita mediante ese documento es uniforme, tecnocrática y mediocre. Carece de la perspectiva que situaria a los pueblos y a los ciudadanos en su epicentro : se refiere poco o nada a los pobres, a los trabajadores, a los grupos marginados tales como los pueblos indígenas, los refugiados, los discapacitados; la diversidad de los pueblos, de las culturas y de las formas de vida estan tratadas de manera insuficiente.

En el transcurso del proceso de organización de la Cumbre, nuestras contribuciones tendentes a definir una visión común de una sociedad de la información integradora, democrática y duradera no han sido realmente tenidas en cuenta.

En relación con éste documento, expresamos dos preocupaciones mayúsculas  :

- Aunque el inicio de la Declaración se remite en gran parte a los principios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y a la Declaración del Milénium, los párrafos que siguen no recogen la necesidad del compromiso real en la defensa de esos principios para conseguir la Sociedad de la Información. Los derechos existentes, recogidos en el artículo 19, deberian ser citados y reafirmados en su integridad y no fraccionados al albedrio de las preferencias interesadas de los Estados.

- Algunas de las preocupaciones más importantes han sido recogidas de tal manera que cambian totalmente su significado, mientras que otras planteadas por la sociedad civil a lo largo de estos 18 meses han sido excluidas.

En particular  :

1. El concepto sobre medios de comunicación comunitarios no figura en el documento. Esto refleja un desprecio absoluto por la importancia de las aportaciones de estos recursos en la dinamización de la participación ciudadana y el refuerzo de la diversidad cultural y lingüistica.

2. La alfabetización, la educación y la investigación, componentes determinantes de la sociedad de la información y del conocimiento, no pueden ser confinados en la sección « Refuerzo de las capacidades ». La educación universal es un principio básico, esencial para la consecución de una sociedad participativa.

3. El refuerzo de los recursos para todos no se ha de limitar sólo a la capacidad de utilizar las TICS (Tecnologias de la Información y de las Comunicaciones), sino también la capacidad de creación, de innovación y de la ciudadania activa. También debe contemplar los derechos fundamentales en el puesto de trabajo y las normativas laborales para todos aquellos que operan en el seno de la sociedad de la información.

4. El valor y los beneficios de los programas libres y de código abierto no están ni reconocidos como les corresponde, ni recogidos en este documento. Se sub-estima su potencial ya que éste va más allá de su bajo precio de coste

5. La sección sobre un Entorno Propicio trata sobre todo el tema de un soporte legislativo que favorezca el desarrollo de la industria preocupada exclusivamente por la lógica del mercantilismo, en detrimento de las necesidades de los ciudadanos.

6. La referencia a los Derechos de Propiedad Intelectual manipula la noción de equilibrio justo. Amenaza la innovación, el dominio público y los derechos de los ciudadanos. Solo atiende a favorecer una mayor concentración de la riqueza entre un número reducido de personas. Un marco legal y los medios económicos correspondientes han de ser acordados para que las bibliotecas, las escuelas y las universidades públicas puedan contribuir al dominio público y favorecer la libre circulación de las publicaciones científicas

7. Se rechaza de plano el papel de la sociedad civil en lo referente al Gobierno de Internet, mientras que los poderes de control desmesurados son adjudicados a los gobiernos y al sector privado.

8. Los debates sobre el Incremento del clima de confianza han sido suplantados por una agenda fuertemente politizada que se basa en un lenguage centrado en la integridad de los militares y el uso de los recursos informáticos con finalidades criminales y terroristas. Todo ello a expensas de los derechos ciudadanos, en particular la libertad de asociación, la libre circulación de las personas, de expresión y el derecho a la vida privada.

9. Si se hace referencia al papel de la mujer, su reconocimiento como parte esencial en la construcción de la sociedad de la información sigue sin ser reconocida. La Declaración debe de evitar las definiciones que describen a las mujeres como « asistidas  », para concentrase en la importancia de su rol como agentes para la transformación.

10. Además se recoge de manera insuficiente el papel que ha jugado la sociedad de la información para permitir alcanzar compromisos en las precedentes conferencias de Naciones Unidas.

El documento en su actual formato refuerza, en vez de corregir, el desequilibrio en terminos de poder y desarrollo existente entre naciones y en el seno mismo de las naciones.

Hacemos un firme llamamiento a los gobiernos para que mantengan como prioridad el desarrollo humano y a impedir que las lógicas mercantilistas sigan avanzando en su pretensión de control total de los procesos del gobierno internacional.

Este texto no es un documento que la sociedad civil pueda aceptar y nos cuestionamos el número de apoyos que recabará entre las demás partes presentes.

En su estado actual, ese documento es reflejo del consenso de una élite.

Preparado por el grupo Contenidos y Temas de la sociedad civil con mandato del plenario de la sociedad civil, el 22 de setiembre 2003

Traduccion ErZoto